Publicado en Poesía, Soneto

COSPLAY

Me pone esa sonrisa más que un trío

con doble de Escarlata, Bruja y Viuda.

Escudo de vibranium y desnuda,

qué lujo de cosplay (si no hace frío).

Soy Humbert Humbert, y oye, de propina

me pones otro Humbert, Vladimiro.

Que el Nabokov me estalla si la miro

y es fruto del Edén, canela fina

el sueño en que me lleva hasta su keli

charlando sobre un tal Belerofonte.

¿Quién puede concentrarse en una peli

con esas dos pupilas de horizonte?

No cambia la de Sandro Botticelli

mi lengua por la Venus de su monte.