Navidad 2018

Acaba al fin el año, rozamos casi enero.
Presentes y añorados se sientan a la mesa.
Tal vez el diecinueve le dé un disfraz de arquero
a alguna que otra niña y a un niño el de princesa.

Soñar en estas fechas es fácil, hay permiso
de ser nosotros mismos y un poco más humanos.
La magia de las luces haciendo hogar un piso.
Tesoros de pirata llenándote las manos.

Diciembre sabe a tregua, turrones y utopía.
Al filo de lo nuevo cortando bien el pavo.
A vuelta de tortilla, a cava y alegría.

Catorce alejandrinos. Lo sé, no tengo un chavo
y es pobre mi regalo: una vez más, poesía.
Nos queda la esperanza… ¡Adiós, decimoctavo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s