Publicado en Poesía, Soneto

SEMILLAS

Semilla tu palabra si derroca

con jungla en floración noche y desierto.

Semilla tu poesía si despierto

con ganas de leerte con la boca.

Semillas tu mirada y ese pelo

caoba de hojarasca y chocolate.

Semilla tu talento y de remate

tu físico, aleación de caramelo.

Me sumo a una legión de admiradores

que en fila alcanzarán la estepa rusa.

Algunos, me imagino, trovadores

como este que te escribe y que se excusa

por no ser el Serrat de tus amores

y haberte imaginado sin la blusa.