Publicado en Poesía, Verso libre

ODA AL LIBRO USADO

Me encantan los libros de bolsillo, encuadernados

en rústica, con el lomo deshecho.

Esos que compras por cincuenta céntimos

en un puesto de la calle.

Los recipientes más humildes de una historia.

Esos que manejas

con la brusquedad que prefiere la amante avezada.

Los que abandonas en un tren

sin mirar atrás,

mientras te alejas, con el alma repleta

de palabras desteñidas.